Hidrante, el equipo que suministra más cantidad de agua en un incendio

17 septiembre, 2015
hidrante.jpg

El hidrante se concibe como un sistema conectado a una red de suministro de agua que permite la conexión de mangueras y equipos de lucha contra incendios.

Podemos definir el hidrante como un equipo de primera intervención conectado a una red de abastecimiento que suministra gran cantidad de agua en poco tiempo. Permite la conexión de mangueras y equipos de lucha contra incendios, así como el llenado de las cisternas de agua de los camiones de bomberos. Está concebido para su implantación en exteriores, vías públicas, urbanizaciones, industrias, etcétera.

El hidrante de columna seca se vacía automáticamente tras su utilización, protegiéndolo de daños por heladas. El agua está retenida por debajo del nivel del suelo y sólo se introduce en la columna cuando se abre la válvula principal. En general, son más recomendables que los enterrados, puesto que presentan la válvula o válvulas de paso de agua y las bocas de salida al alcance del operador, además de ser localizados más fácilmente.

Se diseñan y fabrican bajo la normativa UNE-EN 14384 y han de cumplir una serie de requisitos, tales como:

  • Presión de funcionamiento: 16 bar. 
  • Presión de prueba permitida: 25 bar. 
  • Dimensiones: altura mínima permitida desde la boca lateral de la cabeza del hidrante hasta su base de 300 mm. 
  • En relación al accionamiento, el sentido de cierre debe ser girando a la derecha (visto desde arriba). 
  • Drenaje: el tiempo máximo de vaciado es de 10 min./m. El volumen retenido de 3”-100 ml.; 4”-150 ml.; 6”-200 ml.

Sus componentes principales son: 

  • Cabeza: parte superior del hidrante que irá sobre el nivel de tierra. En su parte superior lleva alojado el cuadradillo de accionamiento, del cual sale el eje. En ella están situadas las bocas de salida. 
  • Cuerpo de la válvula: parte del hidrante que se conecta por medio de bridas a la tubería general de alimentación. También conocido como cierre. 
  • Carrete: parte del hidrante que une la cabeza y el cuerpo de la válvula. Su función es ajustar la distancia entre estos dos componentes. 
  • Cuadradillo de accionamiento: conjunto de elementos que permite la acción manual sobre el eje para la apertura y cierre del paso de agua. 
  • Conjunto de cierre: componentes que impiden o permiten físicamente el paso del agua. Consiste en un cierre tipo válvula de asiento. 
  • Bocas de salida: son orificios, provistos de racor, para conectar las mangueras de impulsión. 
  • Válvula de drenaje: dispositivo que sirve para vaciar el agua acumulada en la columna por encima del conjunto de cierre una vez cerrado. Su objetivo es prevenir daños en caso de heladas. 
  • Nivel de rotura: se denomina nivel de rotura al correspondiente al plano horizontal en que, merced a los elementos de fijación debilitados, se producirá la separación entre la cabeza y el carrete o el cuerpo de la válvula, en caso de que el hidrante sufra un impacto que pueda dañar la válvula o la instalación.

Pueden ser:

  • - Según el diámetro de entrada.
    • DN 80 (3”). Dos salidas laterales de 45 mm. y una central de 70 mm.
    • DN 100 (4”). Dos salidas laterales de 70 mm. y una central de 100 mm.
    • DN 150 (6”). Dos salidas laterales de 70 mm. y una central de 100 mm.
  • - Según el tipo de entrada (cierre).
    • Recto.
    • Curvo.
  • - Según el tipo de salida.
    • Racor Barcelona.
    • Racor Guillemin.
    • Racor Storz.
    • Otros.

Características

A continuación, se mencionan algunas de sus características constructivas:

El sistema antihelada (drenaje automático) dispone de un dispositivo por el cual, al cerrar la válvula principal, se abre la válvula de drenaje, permitiendo que el agua de la columna se vacíe automáticamente, evitándose daños por helada. Con la válvula abierta el desagüe queda cerrado.

El sistema de rotura (rotura conducida) probado según EN 1074-6:2004 dispone de un dispositivo por el cual, ante un fuerte impacto, romperá por los fusibles, piezas que unen el cuerpo con el cierre o carrete, quedando liberado el obturador, que se mantendrá cerrado automáticamente por la propia presión del agua, asegurando así la estanqueidad total. Su montaje se hace fácilmente sustituyendo los fusibles que saltaron. 

La cabeza puede orientarse 360 grados a cualquier posición, facilitando la orientación adecuada de sus bocas, sin que por ello pueda dejar de asegurarse su estanqueidad. Una vez instalado, con sólo aflojar los tornillos de unión entre cabeza y carrete, se pueden orientar las bocas a la posición adecuada.

Ofrece la posibilidad de tener bocas-salida rectas, lo cual facilita la conexión y el uso de mangueras, o bien  bocas inclinadas, que evitan que la manguera pueda colapsarse, facilitando la utilización. 

Opcionalmente, en el mecanismo de accionamiento se puede incorporar una cámara con lubricante que suaviza su accionado y lo hace ideal para ambientes especiales, evitando corrosiones en los mecanismos de apertura y cierre. 

En resumen, los hidrantes de columna seca son fáciles de instalar, de mantenimiento sencillo y permiten, en algunos modelos, la extracción del conjunto de cierre en caso de avería interna in situ.

http://www.seguritecnia.es/seguridad-privada/proteccion-contra-incendios/hidrante-el-equipo-que-suministra-mas-cantidad-de-agua-en-un-incendio

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra página web, por motivos de seguridad, análisis de tráfico y para obtener una mayor eficacia y personalización de los servicios ofrecidos a los usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.