CONCEPTO DE SEGURIDAD

31 octubre, 2015
Concepto de Seguridad1.jpg

Etimológicamente SEGURIDAD proviene del latín, securitas que significa calidad de seguro. Sin embargo, en el sentido semántico de la palabra, el término SEGURIDAD se refiere aun ambiente estable donde se presume la inexistencia de peligros, temores y daños hacia las personas y sus pertenencias.

En Acecho Seguridad consideramos fundamental la divulgación de información en materia de prevención y protección en caso de incendio y que si éstos se llegasen a producir, le serán asegurados, protegidos y reparados por la sociedad y el Estado.

La seguridad no es una ciencia exacta, en seguridad no siempre dos más dos suman cuatro. Actúan una serie de variables que hacen imposible las seguridad plena: Voluntad, técnica, índice delictivo, factores humanos, factores naturales, incluso la casualidad afecta a la seguridad.

En consecuencia, la seguridad se manifiesta en los diferentes niveles de la sociedad: en el nivel individual, en los grupos, en las comunidades, en la nación, en el Estado y en el ámbito interestatal o internacional. Por otra parte, la seguridad se ramifica en especialidades calificadas que conforman un cuadro de múltiples facetas de gran importancia. En consecuencia, podríamos mencionar algunos tipos de seguridad que conforman a es gran espectro: Seguridad y Defensa, Seguridad Industrial, Seguridad vial, Seguridad Integral, Seguridad Bancaría, Seguridad Jurídica, Seguridad Social, Seguridad Vecinal, Seguridad Interna, Seguridad económica, Seguridad Física, entre otros.

No se debe olvidar que la Seguridad Privada puede adoptar medidas y medios de seguridad dentro del marco de su respectiva competencia (su propiedad) y solo podrá emplear los medios lícitos que no menoscaben, agreda o minusvaloren los derechos de los ciudadanos.

Antecedentes Históricos

El ser humano deja de ser cazador y recolector nómada para convertirse, poco a poco, en agricultor y ganadero, es decir se asienta en la tierra, se hace sedentario, lo cual dará lugar a dos nuevos factores nunca antes vistos por la humanidad en sus más de dos millones de años de existencia desde aquel lejano Homo habilis.

  • El nacimiento de poblaciones que se deben de proteger de otras
  • El concepto de excedente que hay que proteger. Una persona no solo tiene lo que necesita para su sustento personal diario sino que tiene, si es poderoso, más ganado y más tierra de la necesita, esto le permite acumular, pero le obliga a proteger estos excedentes de la rapiña o de la necesidad de otros seres humanos menos afortunados, poderosos o emprendedores.

Surgen así, las defensas: muralla, silos, fuertes.

Surgen así, los defensores: soldados, policías mercenarios, guardias o vigilantes.

Surgen así, las leyes para proteger la propiedad: códigos penales o civiles incluso se protege la propiedad divina.

Al final del largo proceso, surgirán ciudades, estados e imperios junto a los grandes ríos, hace poco más de cinco milenios; egipcios, sumerios, acadios, o mesopotámicos entre el Tígris y el Eufrates así como las grandes civilizaciones de India o China, todas ellas son claros ejemplos de orden y progreso, y de compendios legales para proteger las vidas y haciendas de sus señores más poderosos.

La seguridad se basó, en el pasado, en la astucia, en la fuerza bruta y en las concepciones mágicas o creencias más o menos extendidas entonces y ahora. Faraón se enterraba con sus bienes porque los necesitaba para la otra vida. Como era Dios, no se le podía robar pues, sus hermanos, los demás Dioses, castigarían a Egipto y a los autores con grandes calamidades. Evidentemente no todos creían en esas leyes y robaban los tesoros, si los hallaban, cosa nada fácil pues sus propietarios ya se cuidaban de ocultarlos bajo mil y una trampas.

Esta antigua seguridad antirrobo, nos ha permitido conocer todas las culturas: de oriente y de occidente, al llegar hasta nuestros días vestigios y pruebas de ellas.

Murallas, torreones, fuertes, ejércitos y guardias, han tratado de mantener la seguridad de las propiedades a lo largo de los últimos milenios.

Más recientemente; con el Renacimiento, con la Revolución Industrial, o con los avances de la Criminología (y sus estudios del criminal, del crimen, de la víctima y del control social de la conducta desviada), sumados a la revolución científica y tecnológica del último siglo, se han aportado nuevos y sofisticados sistemas aplicados a la seguridad y se han dado grandes avances en los medios de protección.

Durante el siglo XX y más concretamente en la segunda guerra mundial surge la  necesidad de diseñar nuevos sistemas de protección y establecer estrictas medidas de control para garantizar las seguridad física de las grandes instalaciones encargadas de producir el material bélico y otros abastecimientos requeridos para apoyar a las operaciones militares. A tal efecto se diseñan y se adoptan sistemas de identificación para controlar el acceso de las personas a dichas instalaciones y evitar o disminuir los posibles riesgos de robo, sabotaje y espionaje. Se activan patrullajes, se ejecutan requisas de personas, paquetes y vehículos, así como también se adoptan otras medidas de protección.

De esta manera, las actividades de protección física de instalaciones comienzan a adquirir una importancia relevante en el proceso económico – productivo, ya que al estar las instalaciones debidamente protegidas existirán menos posibilidades que estas se paralicen o tengan pérdidas significativas como consecuencia de los daños producidos en los equipos, las maquinarias y en las estructuras de la instalación una vez que se materialicen ciertos riesgos naturales o artificiales. Con el mismo impulso esta acción se desborda hacia otras áreas de la actividad humana donde, de alguna manera, esté involucrada la protección fisíca de instalaciones.

Pero no debemos olvidar que el delincuente puntero también utiliza la tecnología y la astucia para retar y a veces ganar al más elaborado sistema de seguridad.

Hoy en día, la nueva criminalidad asociada a las Mafias y al Terror plantea nuevos e inquietantes retos a la seguridad tanto Pública como Privada, que cada vez se hallan más interconectadas.

En efecto, hoy los problemas no son solo de índole militar, como en la Guerra Fría, al contrario; proliferación, terror, migraciones, escasez de recursos vitales y grandes tráficos son los problemas del presente y en la solución, se unes lo Privado y lo Público cada vez más.

Las Empresas de Seguridad, lo que intentamos es conseguir la máxima seguridad posible para que las personas y empresas no tengan alteraciones en el desarrollo diario previsto.

La seguridad es una inversión en la que participamos todos, que garantiza el normal funcionamiento de nuestros quehaceres diarios, evita pérdidas, minimiza daños, si ya se han ocasionado, y hace retornar a la normalidad rápidamente tras el incidente.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra página web, por motivos de seguridad, análisis de tráfico y para obtener una mayor eficacia y personalización de los servicios ofrecidos a los usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.